Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar un análisis estadístico y de medición de nuestra web, para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de la experiencia de usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“En Etnia Barcelona creamos nuestra historia a través de colaboraciones con mitos del mundo del arte y la fotografía”

Nobuyoshi Araki (Tokyo, 1940) es un célebre fotógrafo japonés, cuya obra a menudo se ha visto envuelta de controversia.
Los temas centrales de su trabajo giran entorno a su ciudad natal, Tokyo, la relación entre la vida y la muerte y la erótica femenina. Ha sido precisamente su imaginario sexual el que ha generado polémica y fascinación por el artista al mismo tiempo. Son famosas sus fotografías sobre temas subversivos como el Kibanku, el arte japonés de la atadura erótica, representando mujeres desnudas ligadas con cuerdas.
Desde que empezó su carrera en los años 60, Araki se ha convertido en uno de los fotógrafos contemporáneos más prolíficos, con numerosos libros de fotografía publicados. En Japón, Araki es una estrella: le llaman “Tensai Araki” (Araki el Genio). En Occidente, su trabajo también es reconocido y es sabida la admiración que le rinden cantantes como Bjork o Lady Gaga.
Con “Satchin” (1964), una serie de fotos con las que el joven tokiota retrató el Japón de la posguerra, recibe su primer reconocimiento con el prestigioso premio Taiyo. En 1971 publica su primer photobook, “Sentimental Journey”, documentando la luna de miel con su mujer Aoki Yoko. Años más tarde complementa esta obra con la publicación de “Winter journey” (1991), donde aborda la muerte de su esposa después de su batalla terminal contra el cáncer.

ArakiBio

Le dimos a Araki total libertad para expresar su obra con nuestra colección de gafas

Araki colaboró con nosotros en la campaña de nuestra colección de gafas de sol Paris-Tokio, que contaba con más de 138 referencias de colores

Araki se presentó con uno se sus objetos fetiches a la sesión de fotos; un dragón de plástico

La musa de Araki tenía que ser la modelo de las fotos. Esta fue la condición indiscutible para que Araki aceptara realizar el proyecto

Nuestro Director Creativo viajó a Japón para trabajar con él. Cuando terminó el shooting, Araki le invitó a un karaoke clasico japonés.

Yves Klein (Niza, 1928 - París 1962) fue un artista francés de impacto internacional, una figura importantísima en el arte conceptual y de la performance.
En su breve carrera artística, interrumpida por su prematura muerte a los 34 años, Klein definió el curso del arte occidental gracias a su pasión por el color. Su devoción cromática era tan profunda que, después de experimentar con un pigmento azul ultramarino, en 1960 patentó su propio color: el famoso azul Klein internacional. Con él, realizó una de sus obras más importantes: el “Blue Monochrome” (1957).
El artista empezó a incorporar su color en todo tipo de objetos, inclusive en sus “pinceles vivos”. Klein rechazó utilizar el pincel para poder distanciarse de su obra. En su lugar, decidió utilizar modelos desnudos cubiertos de pigmento azul que dejaban sus huellas corporales en el lienzo. De este modo, en 1960 presentó en París su performance más notoria, “Antropometría”.
En junio de 1962 Yves Klein murió de un ataque al corazón. Su hijo nació en Agosto de ese mismo y heredó el nombre de su padre: Yves. La vida del artista se cerró en un círculo artístico perfecto; dice la leyenda que, a modo de testamento de su pasión por el color, la autopsia concluyó que sus órganos estaban teñidos de azul por la inhalación del pigmento que había patentado.

KleinBio

Las gafas mezclaban toques de oro con el azul Klein, puesto que el dorado era otro de los colores predilectos del artista

Utilizamos el pigmento azul patentado por Yves Klein para crear el color único de los acetatos de la colección International Klein Blue

La presentación se hizo en Paris, en los archivos de los herederos de Yves Klein

Muchísimas celebrities se animaron a llevar las gafas Klein y este color azul único volvió a ponerse de moda esa temporada

“La Marseillaise”, Yves Klein

Steve McCurry (Philadelphia, 1950) es uno de los fotógrafos contemporáneos de mayor reconocimiento universal.
Distinguido por su evocativa fotografía en color, el fotoperiodista estadounidense se hizo mundialmente conocido por su retrato de “La niña afgana”, portada de la revista National Geographic en 1985 y a día de hoy, una de las fotografías más identificables del mundo.
Pero su carrera como fotoperiodista despegó años antes, en 1978, con la Guerra de Afganistán. McCurry se disfrazó con las vestimentas del país para cruzar la frontera de Pakistan y entrar en la zona afgana controlada por los rebeldes, antes de la invasión soviética. Cuando salió del país, llevaba los carretes de foto cosidos en el ropaje y sus imágenes fueron de las primeras en retratar el conflicto. Con ellas, ganó la medalla de oro Robert Capa al mejor reportaje fotográfico en el extranjero. Este fue uno de los numerosos reconocimientos que McCurry recibiría a lo largo de su carrera.
Su cámara ha continuado cubriendo conflictos bélicos internacionales, poniendo el foco en las consecuencias que tiene la guerra en la vida de las personas, retratando no únicamente el sello de la lucha en el paisaje, sino también en el rostro humano. Su trabajo ha sido publicado en revistas en todo el mundo y es un contribuyente asiduo de National Geographic.

McCurryBio

Le propusimos a Steve McCurry trabajar con nosotros en la colección Wild Love in Africa. Después de hablar con su manager, el artista nos llamó personalmente para decirnos que le interesaba el proyecto.

La cámara favorita de Steve es una “Hasselblad” y con ella se dispararon todas las fotos de la sesión en Africa.

La colección Wild Love in Africa se caracterizaba por sus estampados animal print, sus colores vivos en los detalles de las monturas y por utilizar acetatos naturales

El protagonista de la foto es Johannes y trabaja de pintor en un pequeño pueblo de Sud-África. Cuando le conocimos, su mirada hipnótica nos cautivó enseguida y le propusimos ser nuestro modelo.

Compartimos 10 días con Steve McCurry en la sabana Africana, donde tuvo lugar el shooting.

Este era el CD que escuchaba el equipo en Africa.

Jean-Michel Basquiat (Nueva York, 1960-1988) fue un pintor estadounidense que revolucionó el mundo artístico neoyorkino de los años 80. Precursor del graffiti, consiguió llevar el street art a las galerías de arte.
Emergido de la escena “Punk” de Nueva York como artista urbano, en contacto con la subcultura de la gran ciudad, su primera manifestación artística fue a través del arte callejero. A principios de los años 70 empezó a utilizar el graffiti como medio de expresión: junto con un amigo y bajo el nombre de SAMO (Same Old Shit, La misma mierda de siempre), pintaban las estaciones de tren y edificios de Manhattan. Con sus mensajes antisistema, pronto atrajeron la atención mediática.
En los ’80, Basquiat cambia las calles por las galerías de arte. Con tan solo 20 años, el jovencísimo Basquiat consigue su primera exposición en una galería en Soho. A partir de ese momento, obtiene reconocimiento internacional por el carácter transgresor y el poder expresivo de su trabajo, que se centra en temas como el racismo, la política y la hipocresía social. En este período colabora con el artista pop Andy Warhol y en poco tiempo se convierte en uno de los pintores americanos más célebres y más explotados comercialmente del Neo-Expresionismo. La fama a nivel profesional coincide con el declive personal del artista. Sus problemas con las drogas le llevan a una muerte trágica por sobredosis en 1988, con tan solo 27 años.
La vida de Jean-Michelle Basquiat fue corta, pero su obra perdura y continua teniendo una enorme influencia en el panorama artístico internacional.

Jean-Michel BasquiatBio

Jean-Michel Basquiat Portrait

Nos fascinaba la actitud rebelde y rompedora del artista, y cómo marcó un antes y un después en el mundo del arte. Por ello quisimos hacer un homenaje a Jean Michelle Basquiat.

Las gafas de sol de la colección Basquiat llevaban la incrustación en oro de su icónica “Crown”, en honor al símbolo de la corona que el artista utilizaba recurrentemente en sus obras

En la campaña de promoción, trabajamos con el rapero y productor Oddisee y la artista urbana Elle para transmitir el carácter transgresor y el arte “callejero” de Jean-Michelle Basquiat.

La fiesta de presentación se hizo en Brooklyn, ciudad natal del artista, y asistieron celebrities como Solange Knowles entre otras.

Se utilizaron 3 obras de Basquiat para hacer los patterns de la gafas: “Fallen Angel”, “In This Case” y “Glenn”